marquesina

NO AL DECRETO 83 NO AL DECRETO 83 INCLUSIÓN REAL!.===
gadgets para blogger

Chile

Gif animados para el blog

Entrada destacada

Software para niños con TEA.

Para potenciar la empatía  la asertividad.

Fecha y Hora.

gadget para blogger juegos xo

sábado, 21 de agosto de 2010

El fraude de las vacunas.

Actualización:
Un estudio realizado por un movimiento antivacunas,invirtió millones de dólares para desprestigiarlas. Llegaron a una sola conclusión:
LAS VACUNAS NUNCA HAN PROVOCADO AUTISMO.
************************************


Hacia febrero de 1998,el gastroenterólogo británico Andrew Wakefield, en una conferencia de prensa en el Royal Free Hospital de Londres, anunció las conclusiones de un estudio sobre la Vacuna Triple Viral (sarampión, rubeola y paperas, conocida como la MMR por sus siglas en inglés): había descubierto, junto a sus colegas, un síndrome que aparecía 6 días luego de la vacunación desarrollando una grave inflamación intestinal. Esto había sido cotejado en 8 de los 12 niños con los que contaba la muestra de su estudio.

                                        
Ese mismo día la revista The Lancet publicaba un artículo de Wakefield sobre el tema.

Lo que habría de causar revuelo sería un punto específico del estudio: 9 de los niños del estudio sufrían de autismo, el cual se había presentado entre 1 y 14 días luego de la vacunación. Según Wakefield la vacuna (especialmente la del sarampión) dañaba el intestino permitiendo que proteínas nocivas ingresasen al torrente sanguíneo, accediesen al cerebro provocando un daño neuronal que, como consecuencia, producía el autismo.



No importaron las demostraciones que diversos científicos trataron de esgrimir oponiéndose a Wakefield, entre ellos Nicholas Chadwick, bioquímico que trabajaba con éste, y que había realizado biopsias de intentisnos de 12 niños con autismo buscando rastros de sarampión dejados por la MMR sin encontrar nada. La psicosis colectiva estaba ya instalada y las tasas de vacunación de MMR cayeron a menos de 80% en Inglaterra y Estados Unidos causando un margen de mortandad insólita hasta hacía algunos años: niños fallecidos a causa del sarampión y de la rubéola.

Como si fuese poco, en julio de 1999, la Academia de Pediatría de Estados Unidos y el Servicio de Salud Pública de este país emitieron un informe sobre el timerosal (un conservante que contienen muchas vacunas y derivado del etilmercurio) advirtiendo que podía causar daños cerebrales. Fue corto el lapso para que esto se fundiese con la teoría de Wakefield (aunque la MMR no utilizara dicho componente entre la lista de sus conservantes).

El fraudulento Informe Wakefield ha sido puesto al descubierto, con rigurosas pruebas científicas, por el Dr. Offit en su libro: "Los falsos profetas del autismo". 
        
                            

 
  Una investigación del periodista británico Brian Deer, publicada en The Sunday Times de Londres, reveló que los chicos que Wakefield describiera en el estudio de The Lancet no habían acudido a su hospital simplemente para recibir una vacuna. Por lo menos cinco de ellos eran clientes de un abogado que trabajaba en un caso contra fabricantes de vacunas, argumentando que MMR había causado el autismo de los niños.
    Además, dos años antes de dar a conocer su artículo en the Lancet, Wakefield había recibido 55.000 libras esterlinas de la organización británica Legal Aid Board, que apoya investigaciones relacionadas con demandas legales. Tras reunirse con Deer, Richard Horton, editor de The Lancet, declaró a la prensa británica: "De haber sabido lo que hoy sabemos, no habríamos publicado la parte del artículo que hace referencia a MMR... Hubo serios conflictos de interés". El 6 de marzo, 10 de los 12 coautores de Wakefield se retractaron formalmente de la sugerencia hecha en el artículo en torno de la vinculación de MMR y autismo. 

Lo que ocurre es bastante más simple: los rasgos más saltantes de los Transtornos del Espectro Autista suelen aparecer (por cuestiones del desarrollo) aproximadamente en la edad en que se suelen aplicar vacunas: hubieran aparecido de todos modos.

Como dice Theo Peeters, es lamentable que exista, frente al autismo, "un mercado de la desesperanza". Así, los padres, en estas épocas de post-modernidad y new-age, son estafados por teorías como ésta, dietas semi-funcionales, electromagnetismo, terapias "eclécticas", teorías sobre los niños "índigo" y de "cristal", etc.

La causa del autismo no es el mercurio ni la MMR, se trata de un desorden genético y cerebral que aparecería bajo cualquiera de las circunstancias en el desarrollo de este tipo de niños. Se nace siendo autista y no se trata de una enfermedad sino de una "condición de vida": nadie se vuelve autista.

Como señala el Autism Research Centre: el autismo es un espectro de condiciones neuroambientales caracterizado por dificultades en el desarrollo de relaciones sociales y habilidades para comunicarse y la presencia de intereses inusuales y fuertemente restringidos y comportamiento repetitivo.

Este debate -el de las vacunas- al menos ha sido cerrado. Los tribunales, basados en información verdaderamente científica, ya lo han hecho.

Lo que nos resta es encarar la problemática mediante propuestas serias y comprobadas. Nuestro siguiente artículo supondrá una revisión de la efectividad de los diferentes enfoques propuestos para el TEA frente a los llamados enfoques "alternativos" y "eclécticos".


Autor:Ernesto Reaño Carranza,Educared.

3 comentarios:

Cristina dijo...

hOLA iShtar!Muy buena la entrada,pero en mi humilde opinión,no estoy totalmente de acuerdo.Mientras no haya respuestas certeras,mientras nadie pueda decir al 100% qué causa el autismo realmente,a qué se debe,porqué...mientras las respuestas de miles y miles de padres sigan estando en las nubes,mientras existan cientos de teorias y ninguna que de una vez por todas calle a las demás...mientras yo no sepa porqué Natalia tiene autismo,cual és la causa exacta...para mi todas las teorias son válidas y dignas de estudio y sinceramente,descartar la de las vacunas me parece un insulto a todos los niños con autismo pues pienso que ésto se debe más a intereses economicos que a una seguridad médica de que no tienen nada que ver...con lo que no digo que sí tengan relación...pero me parece prepotente aseverar que no...solo és mi opinión,pues pienso que se nos toma demasiado el pelo a los padres y hay muchos intereses politicos y sobretodo economicos para investigar solo lo que quieren...descartando lo que cuesta mucho dinero y además sería una revolución social y medica imagina los millones y millones que supone eso para los gobiernos y lo que sería decir ahora que esa vacuna puede "despertar" el autismo en un niño propenso a padecerlo...casi una catastrofe.
Por cierto,tampoco estoy de acuerdo en que sea una estilo de vida...Natalia tiene autismo,és un trastorno del desarrollo y procuramos que eso no le impida ser feliz y luchamos por minimizar las limitaciones que este trastorno le pueda poner en la vida,que desgraciadamente és muy dura,pero nunca he pensado que sea un estilo de vida...un estilo de vida se escoge y ella no escogió tener autismo...ella no pudo decidir si quería vivir así o no..simplemente.tiene autismo y luchamos por derribar mitos y para mi,decir que és un estilo de vida,és un mito como muchos otros y no les hace ningun favor a nuestros hijos.
Pese a estos puntos,me parece muy buena la información que das y te doy las gracias por compartirla.Te mando un beso enorme,guapa!

El Editor dijo...

Muy bueno y claro el articulo. Hace poco pude conocer la información que terminaba por desterrar el mito de la relación entre autismo y vacunas.
Lo que me resulta increible es que todavía haya quien sigue creyendo en ese fraude. Es incompensible cómo se puede creer en un experimento fraudulento como el de Wakefield y descartar los que fueron rigurosos o los resultados exitosos de millones de personas vacunadas que no son autistas.
Como decía Einstein: la estupidez humana es infinita.
CARLOS Q.

Cristina dijo...

Con todos mis respetos a Carlos,creo que muchas personas no entienden el porqué se relacionan las vacunas con el autismo.Jamás se dijo que estas vacunas provocaran autismo o al menos no és eso lo que piensan los padres de niños con autismo,por eso no todos los niños vacunados tienen autismo (que no és lo mismo que decir que son autistas...llamar a una persona autista és una falta de respeto hacia su persona...mi hija tiene autismo,no és autista).Lo que se cree és que en niños con predisposición a tener autismo,esta vacuna "despierta",por decirlo de alguna manera,los síntomas.
Somos muchos los padres que luchamos por saber las razones de que nuestros hijos tengan autismo(y con ello no digo que yo crea en la teoria de las vacunas,pero respeto profundamente a los padres que así lo creen) y me parece de muy mal gusto que se tache de estupidos a los que siguen teorias,terapias o llamalo como quieras, diferentes a los demás...todos luchamos por el mismo fin...la felicidad y el bienestar de nuestros hijos.
A mi me parece increible que a alguien le parezca increible que se crea en esta teoria...y estoy segura que al señor Einstein jamás se le hubiera ocurrido decir una frase así en una situación tan critica para tantos padres como ésta,la educación va por encima de todo,incluso de la inteligencia,no hay persona inteligente si no sabe respetar a los demás...la falta de respeto sí que és estupidez humana.
Con todos mis respetos hacia usted,el mito no está ni estará desterrado mientras no nos den respuestas claras y firmes que nos digan qué exactamenete provoca el autismo,el porqué de los diferentes "grados"y síntomas y las razones de que con diferentes terapias todos los niños avancen de manera bastante similar.
Se puede estar de acuerdo o no con una teoria,(yo hay muchas con las que no estoy de acuerdo),pero no debemos olvidar que esta lucha la encabezamos los padres con nuestros hijos,por encima de todos,somos quienes convivimos con ellos,los que descrubimos los primeros síntomas,los que disfrutamos de sus avances cuando nadie más que nosotros puede verlos,los que conocemos al dedillo su potencial y hasta donde pueden llegar...y aunque a algunos les parezca increible,estamos sobradamente preparados (nos hemos encargado de estarlo)para elegir las teorias que queramos elegir y las razones que nos llevan a creerlas,tienen mucho,mucho peso...no están ahí por haberlas leido en algun sitio,están ahí porque cada madre y cada padre conoce a su hijo como la palma de su mano y lo ama tanto,que jamás creería en teorias que no tuvieran alguna base para ellos...ningun padre gana nada pensando que una vacuna ha provocado autismo a su hijo,eso no lo va a curar,te lo aseguro...pero pierde mucho descartando opciones que le lleven a la verdad...hay demasiados interrogantes para descartar nada.
Atentamente,Cristina.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...