marquesina

NO AL DECRETO 83 NO AL DECRETO 83 INCLUSIÓN REAL!.===
gadgets para blogger

Chile

Gif animados para el blog

Entrada destacada

Software para niños con TEA.

Para potenciar la empatía  la asertividad.

Fecha y Hora.

gadget para blogger juegos xo

miércoles, 25 de agosto de 2010

Fiebre y Autismo.

 En más de alguna ocasión,he leído y escuchado la relación que hay entre las fiebres convulsivas o altas (más de 39º) y el Autismo.

Va mi caso personal:

En abril de 1996,mi hijo convusionó por la alta temperatura,que fue imposible de bajar.Creo que ya conté en una entrada anterior lo que vagamos en busca de un buen médico.Por lo que hoy,no me referiré a ese punto.

El caso es que hasta antes de ése episodio,mi hijo se comunicaba de forma normal,con ciertas frases guturales que pueden ser de la edad,tenía dos años,pero bajo nibgún motivo,nulo lenguaje,nulo contacto ojo-ojo y por sobre todo,nula conciencia del peligro.Fue desde ése día,si el autismo estuvo presente siempre,que  se hizo más evidente.

Con el paso de los años,las fiebres se repitieron cada dos o tres meses,fueran por enfermedad o no.Y siempre durante ellas,Raúl,se comportaba de manera "normal",hablando,pidiendo agua,preguntando por su tía,mi hermana a la que él adora,o por cuaquiera de nosotros.Y también,durante unos minutos después,no más de veinte o treinta,se comportaba de la misma manera.Dormía un poco y luego a la vida cotidiana:ecolalias,chillidos,risas estrepitosas sin razón alguna,etc.

Más de una vez me he preguntado la razón y por más que averiguo no encuentro razón médica o científica que me explique algo al respecto.Salvo,el relato de alguna mamá que han pasado por lo mismo.
Mi pregunta es:¿si se estudia tanto al respecto,cómo nadie toma en cuenta los episodios febriles?.¿Qué provoca que tengan síntomas de "recuperación",por así decirlo,y que luego todo vuelva a "cero"?.
Podría ser una buena investigación.
¿Existe relación entre fiebre y autismo?.===
                            
Es insuficiente cada avance y satisfactorio al mismo tiempo que los haya,independiente del diagnóstico dado,pues autismo o no,es mi hijo.Pero me gustaría saber más al respecto de las fiebres,convulsivas o no,y el trastorno.
Que relación hay,que sucede en su cerebro cuando hay fiebre.
Preguntas que se unen al largo camino de lo inexplicable del autismo.

domingo, 22 de agosto de 2010

Timerosal :la polémica

El timerosal, preservante usado en algunas inmunizaciones y al que se acusa de aumentar el autismo, también se usa en Chile.
Las autoridades sanitarias norteamericanas están sumidas en una polémica a fuego cruzado con ciertas agrupaciones de padres de niños con autismo. ¿La razón? El timerosal, un componente derivado del mercurio que se usa como preservante en ciertas vacunas y que -según algunos- se relacionaría con el aumento en los casos de autismo.


                                    Hipótesis que las agencias federales de salud de Estados Unidos no sólo rechazaron, sino que desmintieron  en una conferencia de prensa en la que reiteraron la seguridad de las vacunas infantiles. Los grupos "antitimerosal" -liderados por el senador Robert Kennedy Jr.- contraatacaron denunciando que tanto organismos gubernamentales como empresas farmacéuticas ocultan un estudio que comprueba la relación entre la sustancia y el aumento del autismo.

La Triple DPT y Hepatitis B contienen Timerosal a dosis recomendada por la FDA

Y Chile no queda ajeno al conflicto, más aún desde la incorporación de la vacuna contra la hepatitis B, la que tiene al timerosal entre sus componentes.

Lo cierto es que, por ahora, el único estudio que se conoce fue publicado por el Instituto de Medicina de Estados Unidos en 2004, y en él se establece que no existe evidencia de algún vínculo entre el timerosal y enfermedades neurológicas.
Aun así, la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) ordenó en forma precautoria la eliminación del preservante de la mayoría de las vacunas, a excepción de las que se usan para prevenir la gripe.


Opinión de la Sociedad de Infectología de Chile

Una medida que, según la infectóloga y coordinadora del Comité de Inmunización de la Sociedad de Infectología de Chile, Katia Abarca , tiene una explicación:
_"Existen algunos derivados del mercurio que son tóxicos, y el timerosal, si bien es un agente mercurial, no está dentro de esa categoría. Pero, claro, la gente lo asocia igual".

Respecto de la preocupación que el tema pueda generar en los padres, la especialista llama a estar tranquilos y no caer en pánico. "No sólo no hay estudios que comprueben el nexo entre las vacunas y el autismo, sino que el beneficio de vacunar a los niños supera con creces cualquier posibilidad de riesgo que eventualmente pudiera existir".


                                                   
El Ministerio de Salud aclara, además, que Chile se rige por las mismas normas de la FDA. "Eso significa que sólo se permite la presencia de trazas de timerosal, lo que establece un máximo de 50 microgramos por dosis", explica el jefe de la División de Prevención y Control de Enfermedades, doctor Fernando Muñoz.

En todo caso, las únicas vacunas que contienen la sustancia en cuestión son la DTP (contra la difteria, el tétanos y la tos convulsiva) y la que previene la hepatitis B, recientemente incorporada al calendario de inmunizaciones del Minsal.

Fuente:Emol

sábado, 21 de agosto de 2010

El fraude de las vacunas.

Actualización:
Un estudio realizado por un movimiento antivacunas,invirtió millones de dólares para desprestigiarlas. Llegaron a una sola conclusión:
LAS VACUNAS NUNCA HAN PROVOCADO AUTISMO.
************************************


Hacia febrero de 1998,el gastroenterólogo británico Andrew Wakefield, en una conferencia de prensa en el Royal Free Hospital de Londres, anunció las conclusiones de un estudio sobre la Vacuna Triple Viral (sarampión, rubeola y paperas, conocida como la MMR por sus siglas en inglés): había descubierto, junto a sus colegas, un síndrome que aparecía 6 días luego de la vacunación desarrollando una grave inflamación intestinal. Esto había sido cotejado en 8 de los 12 niños con los que contaba la muestra de su estudio.

                                        
Ese mismo día la revista The Lancet publicaba un artículo de Wakefield sobre el tema.

Lo que habría de causar revuelo sería un punto específico del estudio: 9 de los niños del estudio sufrían de autismo, el cual se había presentado entre 1 y 14 días luego de la vacunación. Según Wakefield la vacuna (especialmente la del sarampión) dañaba el intestino permitiendo que proteínas nocivas ingresasen al torrente sanguíneo, accediesen al cerebro provocando un daño neuronal que, como consecuencia, producía el autismo.



No importaron las demostraciones que diversos científicos trataron de esgrimir oponiéndose a Wakefield, entre ellos Nicholas Chadwick, bioquímico que trabajaba con éste, y que había realizado biopsias de intentisnos de 12 niños con autismo buscando rastros de sarampión dejados por la MMR sin encontrar nada. La psicosis colectiva estaba ya instalada y las tasas de vacunación de MMR cayeron a menos de 80% en Inglaterra y Estados Unidos causando un margen de mortandad insólita hasta hacía algunos años: niños fallecidos a causa del sarampión y de la rubéola.

Como si fuese poco, en julio de 1999, la Academia de Pediatría de Estados Unidos y el Servicio de Salud Pública de este país emitieron un informe sobre el timerosal (un conservante que contienen muchas vacunas y derivado del etilmercurio) advirtiendo que podía causar daños cerebrales. Fue corto el lapso para que esto se fundiese con la teoría de Wakefield (aunque la MMR no utilizara dicho componente entre la lista de sus conservantes).

El fraudulento Informe Wakefield ha sido puesto al descubierto, con rigurosas pruebas científicas, por el Dr. Offit en su libro: "Los falsos profetas del autismo". 
        
                            

 
  Una investigación del periodista británico Brian Deer, publicada en The Sunday Times de Londres, reveló que los chicos que Wakefield describiera en el estudio de The Lancet no habían acudido a su hospital simplemente para recibir una vacuna. Por lo menos cinco de ellos eran clientes de un abogado que trabajaba en un caso contra fabricantes de vacunas, argumentando que MMR había causado el autismo de los niños.
    Además, dos años antes de dar a conocer su artículo en the Lancet, Wakefield había recibido 55.000 libras esterlinas de la organización británica Legal Aid Board, que apoya investigaciones relacionadas con demandas legales. Tras reunirse con Deer, Richard Horton, editor de The Lancet, declaró a la prensa británica: "De haber sabido lo que hoy sabemos, no habríamos publicado la parte del artículo que hace referencia a MMR... Hubo serios conflictos de interés". El 6 de marzo, 10 de los 12 coautores de Wakefield se retractaron formalmente de la sugerencia hecha en el artículo en torno de la vinculación de MMR y autismo. 

Lo que ocurre es bastante más simple: los rasgos más saltantes de los Transtornos del Espectro Autista suelen aparecer (por cuestiones del desarrollo) aproximadamente en la edad en que se suelen aplicar vacunas: hubieran aparecido de todos modos.

Como dice Theo Peeters, es lamentable que exista, frente al autismo, "un mercado de la desesperanza". Así, los padres, en estas épocas de post-modernidad y new-age, son estafados por teorías como ésta, dietas semi-funcionales, electromagnetismo, terapias "eclécticas", teorías sobre los niños "índigo" y de "cristal", etc.

La causa del autismo no es el mercurio ni la MMR, se trata de un desorden genético y cerebral que aparecería bajo cualquiera de las circunstancias en el desarrollo de este tipo de niños. Se nace siendo autista y no se trata de una enfermedad sino de una "condición de vida": nadie se vuelve autista.

Como señala el Autism Research Centre: el autismo es un espectro de condiciones neuroambientales caracterizado por dificultades en el desarrollo de relaciones sociales y habilidades para comunicarse y la presencia de intereses inusuales y fuertemente restringidos y comportamiento repetitivo.

Este debate -el de las vacunas- al menos ha sido cerrado. Los tribunales, basados en información verdaderamente científica, ya lo han hecho.

Lo que nos resta es encarar la problemática mediante propuestas serias y comprobadas. Nuestro siguiente artículo supondrá una revisión de la efectividad de los diferentes enfoques propuestos para el TEA frente a los llamados enfoques "alternativos" y "eclécticos".


Autor:Ernesto Reaño Carranza,Educared.

Tipos de autismo

El neurólogo pediátrico de Clínica Alemana Marcos Manríquez explica que:
"los niñ@s con autismo,no tienen desarrolladas habilidades para relacionarse en profundidad con los otros y no entienden las claves sociales, por lo que muchas veces no pueden contactarse con el entorno. Así, casi nunca miran a los demás a los ojos, no responden a su nombre ni buscan la atención de los adultos".

Estos niños se concentran en una sola área de interés y persisten en ella en forma monotemática, o bien presentan conductas repetitivas. Asimismo, pueden tener una memoria muy desarrollada, que les permite especializarse o ser muy hábiles en una materia.

"Sin embargo, carecen de la capacidad de la creatividad y, además, no entienden la emoción que está detrás de lo que están realizando; no saben cuál es el objetivo, el porqué de lo que hacen, ni lo que quieren lograr con la habilidad que poseen", señala el especialista.

Además, presentan un notorio retraso en el lenguaje, el que se presenta de forma atípica. Incluso, hay menores prácticamente mudos.

El neurólogo precisa que de acuerdo al manual estadístico de enfermedades mentales, DSMIV, existen distintos tipos de autismo:


Sindrome autista clásico:retraso en el lenguaje y la interacción social.Los intereses son extremadamente restringidos.El 75%,tiene un retraso mental y solo el 25%,posee un coeficiente intelectual normal.

Asperger:nivel intelectual normal,presenta un retraso leve en el lenguaje y tiene contacto social,pero de calidad anormal.También tienen restricción de intereses.

Sindrome de Rett:se manifiesta principalmente en niñas,quienes además de tener conductas típicas del autismo clásico,tienen una regresión neurológica,con crisi convulsivas y severo retraso mental

Trastorno desintegrativo infantil:se presenta en pequeños que son aparentemente normales hasta los tres años y desde ésa edad empiezan a deteriorarse profundamente.

Trastorno Atípico:no reúne los criterios anteriores,pero sí hay una anomalía que afecta principalmente la comunicación.

domingo, 8 de agosto de 2010

Las señales de autismo podrían presentarse en la infancia temprana

En Asociación esperanza para el autismo,encontré esta entrada muy interesante.


"Una de las grandes moralejas de este estudio es que los investigadores informan sobre el tono muscular y el sistema visual, cosas que no son lo que uno observaría, o esperaría como precursores del autismo", planteó la dra Landa (directora del Centro de Autismo y Trastornos Relacionados del Instituto Kennedy Krieger en Baltimore) "Ahora pensamos que las señales principales de autismo en un bebé no serán los factores obvios conocidos como la expresión facial y el contacto visual"



MARTES, 3 de agosto (HealthDay News/HolaDoctor) -- Las señales de autismo podrían presentarse en bebés de hasta un mes de edad, según muestra un estudio reciente.


Pero dichas señales no son las alarmas usuales, como la falta de contacto visual o sonrisas, anotaron los investigadores.


En vez de esto, encontraron que los bebés que necesitaban cuidados intensivos neonatales y luego se les diagnosticó un trastorno del espectro autista eran más propensos a presentar un tono muscular anormal en los brazos y diferencias en su procesamiento visual que los bebés que se desarrollaron de forma normal tras el tiempo que pasaron en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN).


Las diferencias, que eran sutiles y probablemente algo que los padres no captarían con facilidad, fueron detectadas por expertos entrenados que observaron a los bebés de cerca, señaló el coautor del estudio, Ira Cohen, catedrático del departamento de psicología del Instituto de Investigación Básica sobre Discapacidades del Desarrollo del Estado de Nueva York.


Aún así, "cualquier padre preocupado sobre el desarrollo de su hijo debe pedir que lo evalúen", aconsejó Cohen.


El autismo es un trastorno del desarrollo neural que se caracteriza por problemas con la interacción social, la comunicación verbal y no verbal, e intereses y conductas restringidas.


Si los hallazgos del estudio son confirmados por investigaciones futuras, podrían llevar a una identificación y tratamiento más tempranos para los niños autistas, aseguran los expertos.


Para el estudio, que aparece en la edición de septiembre de la revista Pediatrics, los investigadores identificaron a 28 bebés que estuvieron en la UCIN y a los que luego se les diagnosticó un trastorno del espectro autista. Los compararon con 112 bebés del mismo sexo y edad gestacional que no tenían autismo.
La conducta y el desarrollo de los niños se evaluó al mes de edad, a los cuatro meses, y de forma periódica hasta los dos años.


Al mes de edad, los bebés que luego seles diagnosticó autismo eran más propensos a mostrar "anomalías neuroconductuales persistentes" tras ser dados de alta del hospital, en comparación con los demás bebés. Alrededor del 40 por ciento de los bebés que luego se les diagnosticó autismo mostraron anomalías en la forme en que rastreaban visualmente objetos, en comparación con el 10.5 por ciento de los bebés que no recibieron tal diagnóstico.


Más de la mitad de los bebés que luego se les diagnosticó autismo tenían un tono anormal en los brazos, o demasiado flojo o demasiado rígido, en comparación con 22 por ciento de los bebés que se desarrollaron con normalidad.


A los cuatro meses, los bebés que luego se les diagnosticó autismo preferían mayores cantidades de estimulación visual que los demás bebés de su edad. Para evaluarlo, los investigadores mostraron a los bebés destellos de luz a distintas velocidades. A los niños se les dio la opción de ver un monitor con luces que estimulaban la visión más o menos.


Los investigadores determinaron la preferencia al medir cuánto tiempo miraba el bebé cada monitor.


"Encaja anecdóticamente con lo que observamos luego", aseguró Cohen. "A los niños autistas les gusta ver cosas que se mueven frente a sus ojos, como manos que se agitan, o seguir contornos".


Entre los siete y diez meses, los bebés luego se les diagnosticó autismo también mostraron un declive en sus habilidades de pensamiento y motrices, tal vez como consecuencia de las señales sensoriales y motrices muy tempranas. Para alrededor de los trece meses, el desarrollo de los niños autistas comenzó a diferenciarse marcadamente de los que no sufrían la afección, según el estudio.
"El motivo de intentar identificar a estos niños antes es que se puede comenzar la intervención más temprano, y los datos indican que mientras más pronto se inicie la intervención, mejor le va a los niños", aseguró Cohen.


Los autores escribieron que la intervención para los dos años de edad ofrece el mejor resultado.


Los investigadores enfatizaron que esta investigación se llevó a cabo con bebés de la UCIN. Se necesita más investigación para confirmar si los bebés nacidos a término y saludables que luego se les diagnosticó autismo muestran tipos similares de anomalías desde temprano, señaló Cohen.


Cálculos recientes apuntan a que el número de niños de EE. UU. que tienen el trastorno es de uno por cada 110, una cifra que ha aumentado de manera constante desde los 80, según la información de respaldo del estudio.
Investigaciones anteriores han encontrado que los niños nacidos prematuramente o con bajo peso son más propensos a desarrollar autismo, aunque la mayoría de niños autistas no son prematuros, comentó la Dra. Rebecca Landa, directora del Centro de Autismo y Trastornos Relacionados del Instituto Kennedy Krieger en Baltimore.
Landa dijo que los profesionales médicos que cuidan a bebés que han pasado por la UCIN (unidad de cuidados intensivos neonatales) deben prestar más atención a las anomalías del tono muscular.


"Una de las grandes moralejas de este estudio es que los investigadores informan sobre el tono muscular y el sistema visual, cosas que no son lo que uno observaría, o esperaría como precursores del autismo", planteó Landa. "Ahora pensamos que las señales principales de autismo en un bebé no serán los factores obvios conocidos como la expresión facial y el contacto visual".


Más información
El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidente Cerebrovascular de EE. UU.
ofrece más información sobre el autismo.
http://www.ninds.nih.gov/disorders/autism/detail_autism.htm
Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

(Fuentes originales: Ira Cohen, Ph.D, chair, psychology department, New York State Institute for Basic Research in Developmental Disabilities, Staten Island, N.Y.; Rebecca Landa, Ph.D, director, Center for Autism & Related Disorders, Kennedy Krieger Institute, Baltimore; September 2010 Pediatrics)

Leído en:
http://www.healthfinder.gov/news/printnewsstory.aspx?docID=641847

jueves, 5 de agosto de 2010

Saber decir SÍ o NO y la Capacidad de enfrentar cambios.

Es necesario enseñar a dar una respuesta de si o no: 

Muchos niñ@s con autismo responden con un sí a todo y puede ser resultado de falta de entendimiento que de verdad puedan escoger o ser reflejo del deseo general de conformarse.También puede ser posible que al decir o dar a entender que NO,hayan sufrido de consecuencias negativas y la palabra no prefieran no usarla.Para enseñar modos apropiados de rehusarse,es imprescindible reforzar una respuesta negativa y permitir las respuestas negativas.Para que una persona llegue a ser independiente y capaz de elegir,hay que permitirle la negación.Enseñar a los niñ@s con autismo que tienen derecho a escoger y que este derecho de escoger a veces significa negarse,es un proceso que se lleva a cabo con el tiempo.Una vez que se entienda el poder de las opciones y que se le da a la persona la oportunidad de ejercer una opción y controlar muchos aspectos de su vida,habrá menos razón para la negación.

Para poder realizar una selección informada,el niñ@ con autismo tiene que tener experiencia con la actividad,el objeto o la persona a elegir.Muchas veces el rechazo resulta de una falta de conocimiento y una preferencia por quedarse con lo conocido.Para que lleguen a ser maduros e independientes,es preciso enseñarles a realizar con éxito una variedad de actividades apropiadas a su edad.Solo cuando saben por su propia experiencia lo que es realizar una actividad pueden escoger realizarla de nuevo,hacer otra cosa o escoger rechazar la actividad.Hacer planes para una noche o un fin de semana,tener la capacidad de espontaneidad y ser capaz de cambiar los planes,forma parte del proceso de escoger y elegir.
¿Ahora cómo voy al supermercado?.
      
        Capacidad para enfrentar cambios.
 
A los niñ@s con autismo,raras veces les gusta lo desconocido y con frecuencia se niegan a ir a lugares nuevos o hacer cosas nuevas.Cuando le plantean nuevas actividades,personas u objetos desconocidos,manifiestan un comportamiento problemático.En éstos casos,una manera de ayudarles a sentirse más cómodos es desarrollar planes de insensibilización para que conozcan la situación de antemano.Los métodos de insensibilización también son muy útiles cuando el niño tiene miedo a una situación o están sensibilizados por experiencias anteriores negativas.Consiste en repasar una y otra vez,todos los pasos que se pueden dar en la nueva situación o en el conocimiento de una nueva persona,mediante dibujos en serie,con un dibujo de refuerzo grato al final,para que llegado el momento no lo tome como extraño o nuevo.

Guía de APOYO ESCOLAR para profesores

Hace tiempo se preparó en el Centro San Vicente Pallotti,una Guía para profesores.
He hecho alguna correcciones y les he enviado el documento,ésta vez como enlace en mail.Ahora se los dejo a ustedes para que lo lean y vean si pueden sacar provecho de el,como yo que he logrado varios cambios en el colegio.Pocos,pero significativos.


Leer aquí.

domingo, 1 de agosto de 2010

Conociendo a nuestros niñ@s.

Ser lo más positivo posible:alabar con frecuencia y con sinceridad,fijarse en las cosas buenas y no prestar demasiada atención a las cosas que tienen poca importancia.Much@s niñ@s están condicionados a reaccionar negativamente a un "NO",que con frecuencia indica que alguien está enfadado o que algo no está bien,pero no informa como solucionar el problema.Esta palabras hay que utilizarlas con moderación. En muchas ocasiones resulta muy práctico decirles lo que tienen que hacer y abstenerse de decirles lo que no tienen que hacer.

Enseñar a los niños a escuchar:Muchas veces la repetición frecuente de una deteminada instrucción enseña a la gente a no escuchar,por lo que debe evitarse.Es mejor apoyar la instrucción hablada con ungesto o un similar que ayude al niñ@ a prestar atención y luego asegurarse  que se sigue la instrucción.Cuando los adultos no insisten en que hagan lo qiue se las ha pedido,una vez establecido que lo han entendido claramente,el niñ@ suele asimilar que no tienen que cumplir las órdenes.

Es necesario que el que da las instrucciones sepa perfectamente qué es lo que se pretende.Hay que ser razonable con lo que se pide y la demanda debe estar en consonancia con la capacidad del niñ@.

Hay que dar información adecuada:Es necesario avisar ala niñ@ por adelantado de lo que va a pasar después.Si hay cambios,hay que informarles y permitir que tomen  partes en los planes.Hay que hacerles saber lo que va a pasar y como deben portarse.Se utilizarán palabras,gestos y dibujos que entiendan.Tablones de anuncios con el horario,las rutinas diarias,etc.

Emplear un idioma lo más sencillo,claro y conciso posible:L@s niñ@s con autismo suelen comprender solo una parte de lo que se les dice.Es mejor ser cocnciso,por que demasiadas instrucciones y explicaciones crean frustración y confusión.En el colegio,normalmente es mejor que las instrucciones sean dadas de manera individual que dirigirlas a todo el grupo.Cuando una instrucción consta de varias partes es posible dividirla cosiguiendo que el niñ@ cumpla un paso antes de darle el segundo.

Como ya hemos comentado siempre que se pueda hay que eviatr las frases negativas,que so,o explica lo que no es admisible y no les aporta sugerencias necesarias para aprender como comportarse de un modo diferente y más apropiado.
Hay que ser lo más neutro posible al dar las intrucciones,ya que el tono de voz,la expresión de la cara o una palabra con  varios significados pueden cambiar el sentido de una pregunta,una instruccón o una frase.Cuando se dan instrucciones es necesario explicar lo que se tiene que ahcer y evitar los desafíos.Si las instrucciones se dan de manera desafiante,los niñ@s tienden a ponerse a la defensiva y tratan de evitar o hacen lo contrario de lo que se les ha pedido.
Hay que evitar las preguntas con opciones,a no ser que l@s niñ@s tengan opciones de verdad.Las frases claras les dan información necesaria para poder cumplir lo pedido.
Es importante identificar los sentimientos.A l@s niñ@s con autismo,les cuesta mucho trabajo reconocer los sentimientos de otros y expresar los propios.
Evitar en o posible la crítica y ayudarles  tener una imagen positiva de sí mismos.
Evitar los reproches,usar reglas consistentes y neutrales.Los reproches son en beneficio de los adultos,no de los niños con autismo,ya que tienen poco sentido para ellos y no efecturán ningún cambio en su comportamiento.
Es mejor evitar las amenazas,que con frecuencia dan paso a una reacción negativa.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...